Más que una bebida la sidra asturiana es una cultura, un símbolo de identidad.

Un de los principales frutos asturianos es la manzana, existen más de 500 variedades, y es justamente la manzana el elemento esencial de la sidra.

En Asturias se produce más de 45 millones de litros de sidra, de toda esa producción 95% se consume en Asturias.

Una particularidad de la sidra es que es la única que se escancia en el mundo, irguiendo el brazo, cogiendo la botella con la mano derecha y el vaso con la mano izquierda, con el pulgar y el indice rodeando el vaso y el corazón hasta el fondo , la sidra cae desde una latirá considerable y espalma, es decir, rompe en forma de espuma al golpear con el borde del vaso, oxigenando la sidra y dejándola lista para beber de un trago o “culin”.Además no se bebe todo el contenido, sino que se deja un poco para limpiar por donde se ha bebido, ya que en la gira natural se comparte el vaso. Todo un espectacular de técnica y tradición.

*funte consultada: www.turismoasturias.es