Asturias tiene un encanto especial, y eso ya lo sabemos, sus paisajes así como su fauna y flora hacen de Asturias un paraíso natural único, pero también lleno de historia. Asturias como reino nace después de la rebelión de los Astures y Cántabros, con la representación del Rey Pelayo, que en el año 722 en la batalla de Covadonga, conquistaron la victoria contra los musulmanes iniciando así la Reconquista.

¿Sabes cuál a sido la primera capital del Reino de Asturias?

Sí, Cangas de Onis.

Que además de ser un sitio lleno de alegría y vitalidad, también es conocida como las puertas a los Picos de Europa. Una fusión de historia y naturaleza, con el parador del Monasterio como máximo referente, y declarado Monumento Nacional.

Desde 1908 Cangas de Onis ostenta el titulo de ciudad, por su importancia histórica.

Luego en la entrada de Cangas sobre el Rio Sella podemos ver el Puente Romano, también conocido como El Puentón, para los Cangueses, uno de los grandes símbolos del Principado datado de la Edad Media. De él cuelga en el centro, la cruz de la Victoria.

El puente fue declarado Monumento Histórico Artístico en 1931.

Hoy en dia el “Puentón” se ha convertido en todo un símbolo, siendo uno de los monumentos más famosos y fotografiados de España.