No podemos hablar de la gastronomía asturiana y que no nos venga a la cabeza el plato más tradicional y valorado de nuestra cocina, la fabada asturiana o simplemente fabada.

Un plato elaborado con ingredientes sencillos, faba asturiana como elemento principal, embutidos como chorizo y la morcilla además de carne.  Dependiendo de la zona se incluye distintos elementos, siempre con origen el en cerdo.

Gracias a su sabor, su difusión es tan grande que ya forma parte de la gastronomía española más reconocidas.

La fabada es un plato invernal  de gran poder energético  y que se ha convertido en todo un clásico dentro de la gastronomía popular.

Como nuestros apartamentos están equipados con cocina completa además de todos los utensilios necesarios, os dejamos como una receta típica y sencilla de fabada al estilo tradicional

Esperamos que os animéis y preparar un típico plato, podéis acompañar también con una buena sidra o un buen vino.

No olvidaos de subir la foto al instagram y etiquetarnos @apartamentoselcoritu

Ingredientes: 

  • 750g de Faba de la Granja Asturiana
  • 3 chorizos
  • 3 morcillas
  • 1 tira de tocino
  • 1 trozo de lacón
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • Azafrán en rama

Elaboración: 

Poner las fabas a remojo en agua fría durante toda una noche. Al día siguiente echarlas en una cacerola cubiertas de agua fría y ponerlas al fuego. Cuando empiecen a hervir, eliminar la espuma; a continuación añadir el embutido, la carne, la cebolla y el ajo. Cuando hiervan de nuevo bajar el fuego y dejar cocer lentamente procurando que siempre estén cubiertas de agua para que no se rompan. Como se van secando a medida que cuecen, se añade agua fría en pequeñas cantidades para romper el hervor y que sigan cociendo despacio.

Se pone el azafrán a tostar y, a media cocción, se añade. Se rectifica de sal y se dejan cocer hasta que estén tiernas, finalmente se les apaga el fuego dejándolas reposar durante un buen rato antes de servir. Se retira el embutido y la carne y se cortan en trozos. Las fabas se pasan a una legumbrera y se sirve todo junto.

¡Buen provecho!